Evocar y aceptar las emociones

Archive for the ‘Terapias’ Category

MANDALAS

Son dibujos circulares, que representan la armonía del universo, al colorearlos o trabajar en ellos con materiales sobre relieve nos conectamos con nuestro ser interno.

Proceden del Tibet y de la India donde son parte de la meditación y la sanación, hacer un mandala es una ceremonia y un rito de conexión con la propia armonía. Allá los hacen grandes, en el suelo, con arena de colores, se involucra todo el organismo en este trabajo, es en muchos sentidos una danza.

Representa un momento, es símbolo de lo efimera que es la vida por eso al terminarlo lo contemplan y con un movimiento rápido y decidido lo desarman, la película el Pequeño Buda de Bernardo Bertolucci muestra este proceso.

En occidente los hemos conocido gracias al Dr. Carl Gustav Jung que los estudió y se dió cuenta de la mejoría de sus pacientes al incluir mandalas en la terapia. El mismo llegó a colorear uno al día.

Entonces a hacerlo, antes de colorear hay una preparación; ropa cómoda,se elige un lugar tranquilo, que sea armónico a la vista, puede ser adornado con velas y flores, al oído, música, al olfato con incienso o aromaterapia.

Una vez que todo está dispuesto se procede al trabajo, la sugerencia es dejarse ir y elegir un diseño que le atraiga, poner los colores que surjan, juegue, diviértase pintando, no se espera un resultado artístico, no hay nada que sea bueno ni malo, todo lo que ocurre al trabajar en un mandala está reflejando ese momento, tanto si lo termina como si no. También es importante lo que le ocurrió al colorearlo; se enojó, no era lo que esperaba, apareció un recuerdo, una emoción, se aburrió, etc sea lo que sea que pase está mostrando un trocito de usted.

Son muchas las posibilidades, por ejemplo la elección de colores, puede ser a ciegas, o limitarlos a dos o tres o a una gama, podrían ser luminosos,etc.

Puede, si así lo quiere, concentrarse en algún acontecimiento, sentimiento, situación o persona. Por ejemplo la rabia que alguien le provoca, la incomprensión de un ser querido, un nuevo proyecto, un cambio en la vida, en fin lo que quiera, es infinito nada agota su caudal.

Existen muchos diseños disponibles en Internet, aquí le sugerimos algunos, también puede hacer sus propios dibujos, o un mandala solo de colores.

Al terminar su mandala puede seguir trabajando con él como objeto para la meditación, simplemente contémplelo, mírelo en sus formas y recovecos y no deje que ningún pensamiento lo distraiga de esa observación.

Puede tener varios para la meditación y también elegir uno,el que más le guste el que sienta más suyo y romperlo o quemarlo y así, al igual que los tibetanos se conectará con el desapego a las pertenencias.

Todo se encuentra en nuestro interior, la armonía, las respuestas, la inspiración, la sabiduría y el amor.

Budistas haciendo un mandala

Mandala para colorear

Mandala para colorear

Reiki es una palabra japonesa que significa energía vital universal. Con esta palabra se identifica el Sistema Usui de Curación, nombre dado en homenaje al descubridor Mikao Usui.

REI significa el gran todo universal y KI es el flujo de la energía. Por lo tanto el Reiki se ocupa del flujo, del movimiento de la energía vital. Estableciendo una armonía entre la energía vital y la universal, el Reiki permite, entre otras cosas, desencadenar un proceso global de sanación natural. Ciertamente esta armonización significa, además, una solución a los problemas físicos emocionales, implica que volvemos a encontrar el sentido más profundo de las existencia, comenzando a aceptar y a interpretar todos los sucesos que se producen. Todo esto es muy necesario en el mundo occidental que durante mucho tiempo se ha habituado a razonar en forma analítica, seccionando e interpretando los diferentes elementos sin tener en cuenta la situación global y la totalidad de la cual forman parte.

La visión que se deriva del Reiki es, por lo tanto, una visión global, holística.

Reiki es una energía de amor que pasa a través de nuestro corazón, por nuestro chakra cardíaco.

Cuando nos vonvertimos en Canal de Reiki, somo un médico a través del cual fluye la energía del amor universal. Nos damos cuenta tras la activación energética o iniciación promovida por un Maestro, que somos capaces de ayuda al prójimo que lo necesite, dejando fluir por nuestras manos la enrgía vital, curativa, cósmica e ilimitada.

En una persona sana la energía atraviesa, fluyendo libremente por nuestro cuerpo físico. También rodea el campo energético, el cual llamamos Aura.

Esa fuerza energética nutre órganos y células y regula las funciones vitales. Cuando se bloquea esa energía y se interrumpe su circulación, ocurre una disfunción en los órganos y tejidos de nuestro cuerpo, lo que en consecuencia causa enfermedad en razón del mal funcionamiento de éstos.

Después de ser iniciados, pasamos a ser canales de esta energía cósmica y podemos dirigirla colocando las manos en la zona afectada.

Las manos emiten vibraciones que disuelven estos nudos perjudiciales.

El reiki cura al pasar a través de la parte afectada de nuestro campo energético , elevando el nivel vibratorio dentro y fuera de nuestro cuerpo físico, donde se alojan sentimientos y pensamientos en forma de nódulos energéticos que actúan como barreras para nuestro flujo normal de energía vital.



  • Ninguna
  • No comments yet

Categorías